06-06-2018

Legalización y despenalización del aborto, claves para su comprensión

Se desarrolló en la UNPAZ un panel de debate sobre la legalización y despenalización del aborto. Participaron Gabriela Lescano, Ana Clara Piechestein, Andrea Paz y Lucía Portos, como así también estudiantes de Trabajo Social que presentaron su postura al respecto. La apertura estuvo a cargo del rector Federico Thea.

El Rector destacó la importancia de realizar actividades que permitan aportar desde la Universidad a los grandes debates nacionales. En ese sentido mencionó el pronunciamiento unánime del Consejo Superior en apoyo del Proyecto de Ley impulsado por la Campaña Nacional por el aborto legal, seguro y gratuito, el conversatorio realizado hace unas semanas sobre el mismo tema y la exposición del Director del Departamento de Ciencias de la Salud y el Deporte, Leonel Tesler, ante el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados de la Nación.

El debate se centró en la legalización y despenalización del aborto, proporcionando conceptos clave para comprender la diferencia entre lo no punible y lo legal en torno al derecho a decidir maternar, o no, por parte de las personas con capacidad de gestar. La discusión tomó como punto de partida el modelo social patriarcal que produce y reproduce violencias y desigualdades de género, vinculándolo a manifestaciones concretas que dan cuenta de la necesidad de conseguir la aprobación de la ley.

Gabriela Lescano, Trabajadora Social Feminista y docente de la asignatura Salud Pública,  se refirió a las condiciones de salud y el cuerpo de las mujeres como territorio de disputa entre la dominación y la soberanía. Destacó que los hechos de violencia “se agravan, considerablemente, ante la situación de pobreza, ante la vulnerabilidad y vulneración económica”. A partir de esto, realizó algunas apreciaciones sobre el trato diferencial y opresivo sobre las mujeres pobres que ingresan a los hospitales, sobre todo en los casos en los que esas mujeres no tuvieron la libertad de elegir estar embarazadas, como tampoco tienen la de decidir no continuarlo.

Por su parte, Ana Clara Piechestein, Abogada y docente de Derecho Procesal Penal, expuso sobre la concepción del aborto como derecho. En relación con esta mirada, afirmó que no existen impedimentos constitucionales, ni siquiera en Derecho Internacional, para reconocer al aborto como un derecho, lo que se requiere es de la ley para ampliar el derecho y que las personas gestantes puedan recibir y tener garantizada las mejores condiciones, sanitarias y económicas, para abortar.

Andrea Paz, Socióloga e integrante de la Fundación Soberanía Sanitaria, presentó estadísticas actualizadas sobre el impacto del aborto en la mortalidad materna y explicó cómo se construye el dato aproximado de los 500 mil abortos anuales que se practican en la Argentina. Destacó la importancia de tener un lenguaje preciso y consciente de las construcciones en torno a la temática.

Por último, la Diputada y Abogada feminista Lucía Portos, problematizó la desigualdad de género en lo que respecta a los derechos reproductivos. Manifestó la diferencia de perspectiva desde la cual se aborda la cuestión para hombres y mujeres: “para que una mujer pueda utilizar un embrión fertilizado por un hombre, debe pedirle permiso; pero, para decidir lo que desea sobre su cuerpo y no maternar, se le niega el derecho. De esta manera, la ley protege al hombre sobre su decisión mientras que a la mujer se la penaliza.”

También estuvo presente la voz de los y las estudiantes representada por Adrián Ríos y Flavia Capuano, estudiantes de la carrera de Trabajo Social. Adrián hizo mención al 5º aniversario del femicidio de la trabajadora social Laura Iglesias, recuperando su labor como profesional y su lucha por las mejores en las condiciones laborales de las profesionales. Por su parte, Flavia remarcó que hoy en día las mujeres siguen sufriendo la vulneración de sus derechos, por el solo hecho de ser mujeres y por eso celebró la creación de espacios de debate como este, donde se piensa a la mujer como protagonista. En este sentido, afirmó que es tiempo que la mujer ocupe espacios reales en la sociedad y que en relación al aborto sea ella quien pueda decidir.